Cofepris exhorta a la población a atenderse solo con médicos titulados

Infografía publicada en la cuenta de twitter de la @COFEPRIS, nos comparte la siguiente infografía en la que nos indica que cada consultorio debe de contar con su respectivo responsable sanitario y los médicos deben llevar un registro de los expedientes clínicos de los pacientes que acuden.

Clic dentro de la imagen para agrandar la infografía:

Infografía Cofepris

Infografía Cofepris

Enfermedades transmitidas por los alimentos

Alimentos contaminados

Alimentos contaminados

Cuando ciertas bacterias o agentes patógenos que causan enfermedades contaminan los alimentos, pueden causar enfermedades transmitidas por los alimentos, comúnmente llamadas “intoxicación por alimentos”.

Se estima que hay cerca de 48 millones de casos de enfermedades transmitidas por los alimentos anualmente, lo que equivale a que 1 de cada 6 tan solo en los Estados Unidos se enfermen cada año. Anualmente, estas enfermedades provocan 128.000 hospitalizaciones y 3.000 muertes.

Puesto que las enfermedades transmitidas por medio de los alimentos pueden ser graves, incluso fatales, es importante que conozcamos y practiquemos conductas de manipulación segura de los alimentos, a fin de ayudar a reducir su riesgo de enfermarse por causa de los alimentos contaminados.

Las enfermedades transmitidas por los alimentos pueden afectar a cualquiera, sin embargo, algunas personas tienen un mayor riesgo de desarrollarlas.

Por ejemplo, las mujeres embarazadas, los niños pequeños, los adultos mayores y las personas con sistemas inmunológico débil. Si usted, o alguien a quien cuida, está en uno de estos grupos de riesgo, es importante prestar mayor atención a la manipulación segura de los alimentos.

Higiene en los alimentos

Higiene en los alimentos

4 pasos para la seguridad de los alimentos

1.- LIMPIAR: Lávese las manos y lave las superficies con frecuencia.
Las bacterias se pueden propagar por toda la cocina y alcanzar las manos, tablas para cortar, utensilios, mesones y alimentos. Para garantizar que sus manos y las superficies estén limpias, asegúrese de hacer lo siguiente:

Lávese las manos con agua tibia y jabón por no menos de 20 segundos antes y después de manipular alimentos y después de usar el baño, cambiar pañales y manipular mascotas.
Lave las tablas para cortar, los platos, los utensilios y los mesones con agua caliente y jabón después de preparar cada alimento y antes de manipular el siguiente alimento.
Considere usar toallas de papel para limpiar las superficies de la cocina. Si usa paños de tela, lávelos con frecuencia en el ciclo caliente de su lavadora.
Lave las frutas y verduras frescas en agua corriente del grifo, incluso las frutas y verduras con piel y cáscara que no se comen.
Frote las frutas y verduras de piel dura bajo agua corriente del grifo o restriéguelas con un cepillo limpio para verduras mientras las lava.
En el caso de los alimentos enlatados, recuerde lavar las tapas antes de abrirlas.

2.- SEPARAR: Separe las carnes crudas de otros alimentos.
La contaminación cruzada se puede producir cuando las bacterias se propagan de un alimento a otro. Esto es especialmente común cuando se manipula carne, ave, mariscos y huevos crudos. La clave es mantener estos alimentos, y sus jugos, lejos de las comidas listas para servirse.
Para evitar la contaminación cruzada, recuerde lo siguiente:

Separe la carne, ave, mariscos y huevos crudos de otros alimentos en el carro del supermercado, bolsas de alimentos y en su refrigerador.
Use una tabla para cortar frutas y verduras crudas y una distinta para la carne, ave y mariscos crudos.
Nunca coloque alimentos cocidos en un plato que antes tenía carne, aves, mariscos o huevos crudos.
No vuelva a utilizar los adobos que usó para los alimentos crudos, a menos que primero los hierva.

3.- COCINAR: Cocine a las temperaturas correctas.
Los alimentos se cocinan con seguridad cuando alcanzan una temperatura interna tan alta que mata a las bacterias dañinas que causan enfermedades. Consulte la tabla de temperaturas seguras de cocción para conocer las temperaturas internas adecuadas.
Para asegurarse de que sus alimentos se cocinen en forma segura, siempre haga lo siguiente:
Use un termómetro para alimentos a fin de medir la temperatura interna de los alimentos cocidos. Controle la temperatura interna en varios lugares para asegurarse de que la carne, aves, mariscos y huevos o platos que contengan huevos estén cocidos a temperaturas internas mínimas de seguridad como se muestra en la Tabla de temperaturas seguras de cocción.

Cocine la carne de res o de ave molida hasta que alcance una temperatura interna mínima segura. El color no es un indicador confiable del grado de cocción.
Cocine los huevos hasta que la yema y la clara estén duras. Sólo use recetas en las que los huevos se cocinen o calienten completamente.
Cuando cocine en un horno microondas, cubra los alimentos, revuélvalos y gírelos para cocerlos de manera uniforme. Si no hay una plataforma giratoria, gire el disco manualmente una o dos veces durante la cocción. Siempre deje pasar un tiempo, lo que completa la cocción, antes de controlar la temperatura interna con un termómetro para alimentos. Los alimentos están listos cuando alcanzan la temperatura interna mínima segura.
Hierva las salsas, sopas y jugos de carne cuando los recaliente.

4.- ENFRIAR: Refrigere de inmediato.
Refrigere los alimentos rápidamente porque las temperaturas frías retrasan el desarrollo de bacterias dañinas. No llene el refrigerador en exceso. El aire frío debe circular para ayudar a mantener los alimentos seguros. Mantener una temperatura del refrigerador constante de 40 ºF o menos es una de las maneras más eficaces de reducir el riesgo de enfermedades transmitidas por los alimentos.
Use un termómetro común para asegurarse de que la temperatura esté en 40 ºF o menos permanentemente, y la temperatura del congelador esté en 0 ºF o menos.
Para enfriar los alimentos en forma adecuada:

Refrigere o congele carnes, aves, huevos, mariscos y otros productos perecederos dentro de las 2 horas siguientes a la cocción o compra. Refrigere dentro de 1 hora si la temperatura exterior es superior a 90 ºF.
Nunca descongele los alimentos a temperatura ambiente, como sobre un mesón. Los alimentos se deben mantener a una temperatura segura durante el descongelamiento. Hay tres maneras seguras de descongelar los alimentos: en el refrigerador, en agua fría y en el horno de microondas. Los alimentos descongelados en agua fría o el horno de microondas se deben cocinar de inmediato.
Mantenga los alimentos en adobo dentro del refrigerador.
Divida cantidades grandes de sobras en recipientes llanos para que se enfríen más rápido en el refrigerador.

fuente: fda.gov

Cirugía Estética en Reynosa

Cirugía Estética en Reynosa
Dr. Jose Antonio Hernandez Romero
100% Médico Cirujano en Reynosa

Cirugía Estética:

  • Aumento de busto (implantes vía axilar)

    Cirugía Estética en Reynosa

    Cirugía Estética en Reynosa

  • Aumento de glúteos (transferencia de grasa)
  • Abdominoplastía
  • Liposuccion
  • Lipoescultura
  • Reducción mamaria
  • Levantamiento mamario
  • Cirugía de nariz
  • Cirugía de parpados
  • Cirugía de orejas
  • Implante de pantorrilla
  • Implante de mentón
  • Marcaje abdominal (Six Pack)

Dirección:
Guadalupe Victoria no. 828
Zona Centro. Reynosa, Tam.
Tel. (899) 922 2198  y  924 3535
USA Ph. # (956) 777 2390
www.drjoseantoniohernandezromero.com